Retrato de familia

Una tarde divertida

Ya era hora de regalarse una sesión de familia donde todos salieran y es por lo que me llamó Esmeralda. Nos conocemos hace tiempo porque estuve fotografiando una comida familiar de 25 personas y allí tuvieron sus primeras fotos juntos. Ahora había pasado un tiempo y quería fotos más actuales, así que nos pusimos manos a la obra.

Cuando tengo una sesión de familia los niños son la piedra angular y las personitas más exigentes a satisfacer, así que siempre intento conseguir vuestra complicidad y ayuda para cautivarlos y capturar sus momentos más expontáneos.

Hay que jugar, divertirse y cautivar a los más pequeños para conseguir los mejores momentos.

error: Content is protected !!